maidir miller

maidir miller

Entrevista a Maidir Miller, Candidato a la Secretaría de la Juventud

RenovacionCD_MaidirMiller

 

Continuamos las entrevistas a los protagonistas de las Elecciones Internas de CD. Hoy conversamos con Maidir Miller, Candidato a la Secretaría de la Juventud de Cambio Democrático.

 

ENTREVISTA

¿Con quién estabas hablando ahora? ¿Era tu hija? 

Isabella, sí. Es la mayor bendición que yo tengo. Casualmente estaba hablando con ella ahorita, escuché una nota de voz que tenía en el celular. Ya con 4 años agarra el celular y se pone a hablar (risas).

Ella es como mi motor y junto con mi prometida, Maricin, y mi madre, son las tres personas que yo tengo arribita, cuando pienso que no puedo hacer algo pienso en ellas tres y encuentro la forma de continuar adelante.

 

.- ¿Cómo empieza la historia con Maricin?

Me va a matar (risas), pero voy a echar la historia tal como es.

La conocí en la universidad, en primero coincidimos en una materia pero jamás nos dijimos el hola. En segundo ya quedamos dando varias materias juntos y nos conocimos. En aquella época tenía un negocio con mis hermanos, un bar restaurante; estudiaba en la universidad en las mañanas y cuando acababa salía corriendo hacia el local para administrarlo en las tardes. Recuerdo que estábamos en la época del mundial de Sudáfrica y los amigos y compañeros de universidad venían a ver los juegos. Todo ese mes se la pasaban metidos en el lugar y ahí fue donde fuimos haciendo click, fuimos saliendo, conociéndonos, y gracias a dios estamos todavía juntos.

 

Así que todo fue por el fútbol, ¿Que crees que le aporta el deporte a una persona, o más concretamente, qué te ha aportado a ti?

Bueno yo en general he practicado deporte de manera regular, aunque me he concentrado en dos, en el fútbol y en el football americano. Empecé con el fútbol con los amigos y eso, es más, cuando me cambié de escuela seguía entrenando en el equipo de la escuela anterior, cosa que me permitió seguir en contacto con ellos y compartir muchas tardes.

Luego a los 14 empiezo a compaginarlo con el football americano, era un deporte que aquí en Panamá estaba creciendo y se podría decir que los amigos y yo nos metimos por moda, pero resultó ser un deporte que nos encantó.

Ya han pasado 10 años y seguimos practicando, además tuvimos el placer de representar a Panamá internacionalmente en dos ocasiones.

 

¿Cómo así?

La primera vez fue en 2006 en Cancún y allá salimos campeones del torneo, después en el Global Junior Championship de 2009 no nos fue tan bien (risas), contra Bahamas sí ganamos, pero luego llegó México y nos ganó allá en su casa.

 

Igual también hicieron trampas, no era penal… 

Eso sólo pasa en el fútbol (risas). Pero bueno, de toda experiencia se saca algo bueno. A un compañero a mi nos fue bien, a pesar del resultado, y había varios scouts de universidades de México y de EE.UU., nos iban a becar y demás, pero lastimosamente, cuando ya estaba casi todo cerrado, un mes antes de ir a hacer la prueba me lesioné de la rodilla, me rompí los ligamentos y no pude ir. Perdí la oportunidad esa de ir a practicar deporte al exterior y estuve como un año y medio sin poder hacer deporte.

Aún así el deporte siempre ha estado presente. Yo pienso que existen dos claves para la vida sana de una persona, principalmente cuando estás joven, que son la educación y el deporte. Vemos todo lo bueno que aporta el deporte, comenzando por el cuerpo y la salud, pero también te abre puertas ligadas a la educación, te ayuda en el aspecto social, conociendo gente y demás. Muchos jóvenes salen de las calles gracias al deporte, está rodeado de valores muy positivos como disciplina, compañerismo, etc., que son valores que puedes aplicar a tu vida personal.

 

Entonces por la lesión acabas estudiando aquí en Panamá. ¿Qué me puedes decir de la vida universitaria?

Así es. Pues imagínate, la etapa universitaria es una de las mejores de mi vida. Tuve el placer de estudiar en la mejor universidad del país, que es la Universidad de Panamá, una de las carreras más emblemáticas de la nación, Abogacía y Ciencias Políticas. Fueron cinco años fantásticos donde hice grandes amistades y donde conocí a mi prometida, así que nunca la voy a olvidar.

 

¿Qué tal de más chico en la escuela?

Mira, de niño era un poco desordenado e inquieto. No es que fuera el más popular pero por mi forma de ser todos querían estar conmigo y tenerme cerca, además gracias al deporte siempré andé con compañeros bastante sanos y la mayoría de ellos ahora somos profesionales, tenemos una familia, etc. Siento que vamos creciendo, de a poco, pero por el buen camino.

 

¿Y académicamente?

Pues ya desde la escuela mis asignaturas favoritas eran las que iban ligadas de cierta manera a la política, como estudios sociales, historia… por ejemplo, me gustaba mucho cuando mandaban leer la historia de los presidentes de Panamá, la historia política de Panamá me interesaba mucho y cosas así, de hecho, en las elcciones del 99 yo sabía y entendía lo que pasaba; hablaba con los maestros de quién se estaba lanzando para qué puesto, quién representaba a cada partido, quién para presidente, quién para vice, y claro, ellos quedaban impresionados de hablar estas cosas con un niño de 8 años (risas).

 

Claro, con tu papá ayudando a fundar el colectivo estarías al tanto de todo. ¿Qué recuerdos tienes de tu infancia y de los inicios del partido? ¿Cómo has vivido esa evolcuión de Cambio Democrático hasta nuestros días?

Pues efectivamente he vivido todas las etapas. Recuerdo la primera campaña de Ricardo en 2004, para esos tiempos no mucha gente conocía al señor Ricardo como político, lo habían conocido como empresario, pero él poco a poco se dio a conocer. Si no recuerdo mal, entonces se sacó nada más el 5% de los votos, quedamos atrás de la ambulancia, como se dice (risas), pero percibí algo peculiar, recuerdo después de esas eleccciones, justo inmediatamente después de ganar Martín Torrijos, todo el mundo decía en la calle que el próximo presidente sería Martinelli, y todavía faltaban 5 años para 2009. Yo me preguntaba cómo podía ser eso, pero mira, siempre ha sido un líder, era un empresario exitoso, una persona que podía cambiar Panamá, de la que nadie podía hablar mal políticamente y no tenía cola de paja.

Pero el verdadero fruto de su éxito fue que no dejó de caminar, recorrió el país desde ese mismo año, durante 2005, luego 2006, después 2007 y a final ya 2008 y la campaña, y bien le fue, prueba de ello es que ganó con el más alto porcentaje de la historia de un presidente en la era democrática.

 

Y antes de aquella campaña en 2004, ¿qué recuerdos tienes?

Mira, recuerdo perfectamente cuando mi papá nos reúne a mi mamá y a mis dos hermanos y nos pregunta que si conocíamos a Ricardo Martinelli, que si habíamos escuchado de él… Nosotros en casa lo conocíamos por los Súper 99. Total, que nos cuenta nuestro padre que está pensando en montar un partido político y que le había ido a buscar. A mi papá le habían buscado varios partidos políticos para formar parte, pero el reto nuevo le sedujo, el mismo Ricardo le transmitió ese don, esa chispa de esperanza de que se podía hacer algo bueno, y fue cuando mi padre quiso formar parte del proyecto y ayudar con su experiencia.

La política es exigente, entonces si queríamos compartir con nuestro papá, teníamos que compartir su tiempo también. Toda la vida mis hermanos y yo hemos estado en eso, y no sólo en Bocas, sino a nivel nacional, en todas las provincias, recorriéndolas junto a papá. Recuerdo participar en las reunioncitas que hacían cuando esto era muy pequeño, cuando era muy difícil, y vimos como él, junto a Ricardo y otras personas pudieron sacar el partido adelante y lo recuerdo como algo muy bello.

También a mis hermanos, que fueron de los primeros activistas en el partido. Con el proceso iniciándose, eran de los de buscar gente para inscribir, cuando las inscripciones eran de diez o quince personas. Todas esas vivencias y experiencias me ayudan a valorar la importancia de cada persona y de la unidad y gracias a dios hoy tenemos 17 años de existencia ya.

 

¿Qué otros recuerdos de la infancia tienes?

Muchos recuerdos bonitos. Además de un entorno político, recuerdo jugar mucho con mis hermanos. Siempre que íbamos juntos sacábamos tiempo para ir al cine, a la playa o cualquiero otra cosa. El tiempo estaba bien combinado y repartido a pesar de esa exigencia política, siempre han sabido sacar tiempito para estar con nosotros.

Soy el menor de tres hermanos, ya sabes, el que sufre esas pequeñas travesuras de los mayores (risas), pero siempre hemos estado bastante unidos. Me la pasaba siempre haciendo cosas con ellos, por el barrio o donde fuese. Compartiendo, participando…

 

Y dime, ¿qué puede aportar Maidir Miller a la Secretaría de la Juventud?

Verdadero compromiso y claridad de ideas.

Tras perder en las elecciones de 2004, el señor Ricardo Martinelli le confió a mi papá organizar y estructurar el partido a nivel nacional. Yo viví esa época y tengo un proyecto claro de cómo organizar y estructurar una juventud que ahora mismo está dispersa y convertirla en una juventud unida y fortalecida que ayudae a continuar agrandando la historia de nuestro partido y de nuestro país, porque es con Cambio Democrático que este país cambió y puso rumbo fijo hacia el progreso, y será con Cambio Democrático que este país volverá a ese rumbo. De la misma forma que Cambio Democrático sabe qué le hace falta al país, Maidir Miller sabe qué se tiene que hacer con la juventud CD.

 

¿Sientes la presión del apellido?

Nunca voy a dejar de ser un Miller y a mi me produce un orgullo infinito toda la trayectoria de mi papá dentro del colectivo. Fue una de las primeras personas que Ricardo Martinelli buscó para estar a su lado y le confió, como te he contado, una tarea   importantísima para el partido, además de su carrera política como diputado. Así que como te digo, por todo lo que ha hecho, y por ser mi papá, es imposible que me moleste que me señalen por ello.

Ahora bien, hay una realidad. Yo soy Maidir Miller y yo me he ganado mi espacio. He recorrido el país entero también, como joven líder he aportado mi pequeño grano de arena y la gente también lo reconoce. La gente me demuestra su confianza donde voy y me dicen que soy una persona capaz y muy preparada para el cargo. Y gracias a toda la labor de Renovación que está llevando a cabo el partido, el que salga victorioso en octubre no se podrá decir que fue puesto a dedo, como antes, el que gane estará ahí por los votos.

 

¿Qué significa para ti la Renovación del partido, y por qué crees que es importante que el próximo 25 de octubre salga la gente a votar?

Yo aplaudo la decisión de la junta directiva de llamar a unas elecciones internas y enfrentar este proceso de Renovación, es algo que no se había dado dentro del partido y hacía falta.

A las bases del partido, los que caminamos en el día a día, que conocemos el partido y salimso a buscar los votos, nos ha dado esperanza de sentirnos participantes. Ya has visto, más del 90% de Convencionales postularon nóminas, un porcentaje altísimo. La gente ha demostrado que está a full con Cambio Democrático a pesar de todo y que sí quiere ser parte de la Renovación.

Ahora la clave va ser cómo se lleve esa Renovación, que ahora los que queden se lo ganen con votaciones, democratizando el partido y que esto sirva de ejemplo para que en el futuro todos los puestos de elección interna los llevemos a primarias. En este sentido, creo que Rómulo Roux está haciendo una buena labor.

Ahora mismo la mejor oposición es fortalecer la estructura partidaria, reagruparnos, reorganizarnos y hacer bien las cosas desde dentro. Somos un actor importante en la sociedad panameña, somos la única fuerza opositora, y se espera de nosotros que no fallemos al pueblo en nuestra tarea de señalar los problemas reales y exigir las soluciones necesarias, ese es el papel de la Renovación, por eso salir a votar el próximo 25 de octubre es hacer oposición.