elecciones

elecciones

Entrevista a Félix Molanier, Candidato a la Secretaría de la Juventud

RenovacionCD_FelixMolanier

 

La tercera de las entrevistas es para el Candidato a la Secretaría de la Juventud, Félix Molanier. Natural de uno de los Corregimientos más importantes del país a nivel electoral, San Miguelito.

 

ENTREVISTA

Tengo entendido que naciste en plena invasión estadounidense.

Sí, sí. Mi mamá cae en el hospital el 20, el 19 le comienzan los dolores y cae en el hospital el día 20, plena invasión; yo nazco a las 00:24 del 21 de diciembre de 1989. Bajo el bombardeo sale mi mamá de Santa Librada, que era mi lugar de residencia de toda la vida, en el corregimiento de Omar Torrijos, en ese barrio me crié yo toda mi vida.

 

¿Cómo recuerdas tu infancia en el barrio?

Un barrio muy humilde, San Miguelito. Mi mamá era ama de casa y mi papá era chapistero. Estudié en la escuelita primaria Santiago de la Guardia, de primero hasta sexto grado. Luego de ahí, me ineteresó un poco el deporte cuando estuve en la escuela.

 

¿A qué jugabas?

Al principio me interesó el atletismo y el baseball también. Ahí mi secundaria la hice en el Instituto Nacional de Panamá, que es la escuela valuarte de las luchas estudiantiles del país.

 

Ya desde pequeño en movimientos estudiantiles vinculados a la política, ¿no?

Sí, siempre me gustó. Con 15 años ya estaba ocupando puestos en el movimiento estudiantil nacional, fui miembro de la Asociación Federal del Instituto Nacional. También a esa edad participé en el Movimiento Institutor Revolucionario 8 de octubre, en el Instituto Nacional también.

Me incursioné en la política al salir de la escuela. Desde niño a mi papá como que siempre le gustó el tema político.

 

Además de tu papá, ¿había más gente en casa con la que discutir de política?

Sí, sí. Nosotros somos del matrimonio de mi papá y mi mamá 4 hermanos, de los cuatro, tres nos llamamos Félix Molanier (risas). El mayor se llama Félix Eugenio Molanier, y además somos rivales políticos, él es PRD, me lleva cuatro años a mi y hay gente que nos confunde a veces porque nos parecemos bastante. Él sí ve el tema político de forma pasional y entonces ahorita mismo hay una situación familiar que él prácticamente no me habla. Pero bueno, yo sí soy un poquito más manejable en el tema político, a mi me basta con defender mi partido.

Tenemos un hermano mayor que es de fuera del matrimonio, y ese es uno de los hermanos más cercanos a mi, a pesar de que no se crió conmigo.

Al que va detrás de mi le dicen Israel porque es el nombre que le iban a poner, pero al final a mi papá le dió pereza formar la fila en el Tribunal y se quedó con Félix también (risas), pero ese sí es Cambio Democrático, ese si me apoya en todas las cosas, es más, todos mis hermanos, inclusive el mayor, todos me apoyan. Siempre he sido el hermano que todo el mundo quiere, el hermano chevere, etc. El más pequeño tiene como diez años menos que yo, está en la secundaria y también le gusta la política y es fanático de Martinelli y está pendiente de todo lo que hago, me apoya por las redes y demás.

 

El pequeño tiene la edad que tenías cuando eras Secretario General de la AFIN.

Sí, sí. En su escuela también anda metido en cosas y movimientos, lo que pasa que mi escuela era revolucionaría, más combativa. Lo curioso de todo esto es que cuando yo estudiaba en la escuela el que estaba en el Gobierno era Martín Torrijos y mi hermano trabajaba en la presidencia de la república, entonces cuando hacíamos protestas y manifestaciones del colegio, que en ese tiempo eran duras, se incendió un bus en Panamá donde murieron 23 personas, el tema de la privatización de la Caja de Seguros Social, eran protestas puntuales pero muy grandes que me tocó a mi asumir la responsabilidad de las protestas esas, y el PRD jugó mil veces con mi educación y al final pudimos elevar nuestras luchas estudiantiles al más alto nivel de presión popular.

 

Ya desde entonces con fricciones marcadas en la familia, pero al final acabas pasando por PRD, ¿a qué se debió?

Hubo una persona en el mismo partido que marcó la diferencia, yo estuve muy cerca en una campaña presidencial en el PRD y al final me inscribí porque un amigo que era diputado me insistió en llevar una carrera política desde ese partido.

Cuando vi mil cosas que pasaron en el interior del partido que iban en contra de mis ideales, en contra de lo que yo siempre he creído, yo dije no tengo nada que hacer aquí, no era lo que yo pensaba y me cambié a Cambio Democrático. Me vine a trabajar con el señor Ricardo el 10 de diciembre de 2013.

 

Y pronto has encontrado tu sitio, pues tengo entendido que fue candidato suplente en las elecciones pasadas y hubo alguna que otra sorpresa, cuéntame.

Así es, así es (risas). Yo fui candidato suplente en las elecciones pasadas y a pesar de que nos quedamos sólos como candidato principal y nos vamos a unas generales, con el recurso de nosotros mismos y donde pudimos obtener un buen caudal de votos y mucha representación en el circuito más importante a nivel electoral del país, que es San Miguelito. Lucho era el jefe de campaña y ahora él es mi jefe de campaña para estas elecciones también. Hicimos un buen ejercicio político, nos enfrentamos a diputados históricos como Raúl Pineda, Leandro Ávila, Miguel Alemán, Pancho Alemán… gente con muchos años de diputados y estuvimos muy muy cerca, con pocos recursos y poca experiencia.

 

El próximo objetivo, la Secretaria General de la Juventud de Cambio Democrático. ¿Qué le puede aportar Félix Molanier a este puesto?

He sido comisionado en campaña presidencial y manejo muy bien lo que es estrategia política y algunos temas a nivel de campaña. Marco una diferencia, estoy preparado para para ocupar un puesto netamente político como es el de la Secretaría de la Juventud, si fuera cualquier otro puesto, de índole social o con otras vías, de repente podríamos decir otras cosas. Vengo de un partido un poco más agresivo en cuanto al tema político, con mucha experiencia. Estoy preparado tanto políticamente como académicamente; estudié 3 diplomados, Psicología de Masas, Derechos Humanos e Internacional y Capacitación Política. Creo que estoy bien formado para el puesto, soy el único candidato de la juventud que ya ha participado en un proceso electoral, soy el único candidato de la juventud que es capacitador político, además soy el único político que no dice mentiras, prefiero decir una verdad a medias antes de mentir (risas).

 

Y dime, ¿cuál es tu relación con los demás candidatos?

Conocía algunos de vista y oídas, pero no ha habido convivio hasta este momento. Tenemos buena relación todos los candidatos, si por lo que fuera yo no pudiera participar en este proceso, cualquiera de ellos tiene la capacidad para ser un buen Secretario de la Juventud y el partido quedaría en buenas manos.

 

Pareciera que toda tu vida ha sido política, ¿hay un Félix apartado del entramado político?

Me gusta compartir con mis amigos. Pescar me gusta mucho, antes la cazería también, pero soy un poco cobarde (risas), en general todo lo que tenga que ver con el campo y la naturaleza.

Soy una persona muy hogareña, muy familiar. Estoy comprometido y esperando al segundo hijo, que lo curioso es que le han dado fecha para las fechas de las elecciones.

 

¿Qué edad tiene el primero?

El primero, 4 años. Cuando nació me enamoré de ese niño y la relación más que de padre es de amigos, me llama y me dice: “papá salí de la escuela estoy aburrido, venga a buscarme”, “papá quiero hacer política”, la semana pasada, por ejemplo, me acompañó a la gira y mientras daba el discurso, no aguantó, se escapo de su tío y salió corriendo hacía mi gritando: “¡ese es mi papá!”.

Me tocó madurar por cuestiones de la vida muy temprano, no quería que le pasaran algunas cosas que yo viví y me hice algunas promesas puntuales, yo desde niño he estado vinculado y es cierto que ingresé en la política al salir de la escuela, pero hubo muchas limitaciones, superé muchas espectativas hasta conseguir montar un negocio privado, un taller de carro que ahorita tengo parado por todo el tema de la persecución política, otro de mantenimiento y servicios en áreas verdes, máquinas motosierras, de fumigar, etc., pero no está fácil la cosa, con este Gobierno, a los que hemos estado dando la cara no se nos está haciendo fácil la cosa.

 

Es el precio de haber estado en el poder, supongo.

Sí, pero es lastimoso porque las cosas se hicieron muy bien, Martinelli dijo que iba a hacer cambios e hizo cambios. En las últimas elecciones teníamos los votos y los buenos dirigentes, pero faltó una buena plataforma política preparada que custodiara los votos, que sacara a la gente a votar y que cuidara que la gente votaba. Ahora estamos en un buen momento, a 4 años de las elecciones, para organizar el partido y cuidar esos detalles. Es natural que pasen estas cosas por ser un partido relativamente joven, pero la idea es crecer y hacer el partido más poderoso políticamente a nivel nacional, ese es el objetivo.

 

Objetivo que comienza con la creación de esta plataforma de Renovación, ¿qué opinión le merece?

Todo partido debe tener complementos, creo en las transformaciones y en los cambios. Tenemos un líder vivo que la gente adora y quiere a nivel nacional y aún quedan compañeros que deberían todavía cumplir un rol fundamental. En la historia que podamos tener como partido creo que este va a ser el momento más difícil y hay líderes que nos han dado muestras de lealtad y perseverancia.

 

¿Cómo percibes el apoyo del partido a la promoción de los candidatos y al proceso electoral?

Lo que ahora mismo le ha dado efervescencia al partido han sido las elecciones, los candidatos a la Secretaría de la Mujer y a la Juventud, hay que destacar que algunos de los candidatos estamos invirtiendo de nuestro propio patrimonio y eso habla de nuestro compromiso.

El partido en sí, como figura institucional se ha manejado bien a lo neutral, es el mejor apoyo que nos puede dar, pero hay cosas puntuales como el caso del vicepresidente del partido, el señor Miller, que es directivo del partido y su hijo es candidato, ahí sí veo que no haya una imparcialidad, no veo igualdad de condiciones para los otros candidatos. Como diputado lo admiro mucho pero me hubiera gustado que se pusiera al margen en el proceso.

Pero bueno, lo bonito es que gane quien gane, todos vamos a apoyar al vencedor y el partido seguro va a salir reforzado de estas elecciones.

 

¿Crees que el partido saldrá reforzado igualmente sea cual sea el porcentaje de participación que se consiga?

Mi equipo maneja que la campaña movilizará un 25-30% que es un éxito para cualquier partido político en unas elecciones internas ordinarias. Menos del 10% sería un fracaso para cualquier partido, pero en un momento como este, por el escenario de las persecuciones, sea cual sea la cantidad que saquemos a votar el partido saldrá reforzado.

En los último días más de 1000 panameños se han inscrito en el partido. En un momento como este, eso sólo lo puede hacer un legado como el que dejó Ricardo Martinelli.

 

¿Cómo animarías a la gente a participar en las próximas elecciones?¿Por qué deben salir de casa el próximo 25 de octubre?

Este es un partido joven, en la pasada administración Ricardo Martinelli demostró que se le da participación a la juventud. En esa línea, el mensaje debe ser más que la participación, esta es una oportunidad para que nuevos líderes puedan nacer y crecer.

“Inclúyete”.

Este es un partido para jóvenes, Cambio Democrático tuvo el diputado más joven de la historia y el viceministro más joven de la historia del país. Es un buen ejemplo para divulgar entre la juventud, hay que decirlo. Somos el partido que representa a la juventud de este país y a todos los sectores.

El problema es que los malos políticos se aprenden los buenos discursos, saben utilizar las buenas palabras. Es un paradigma que tenemos que cambiar, esa credibilidad se refuerza con formación. El mejor acto de rebeldía cuando eres joven y pobre es estudiar y prepararte. Creo que los partidos deberían tener como prioridad la formación de sus jóvenes, por encima del clientelismo están los intereses comunes.